El Huevo: una fábula espiritual que cambiará tu vida.

Ibas camino a tu casa cuando falleciste, y fue entonces que nos encontramos.

“¿Qué… Qué pasó?” Preguntaste. “¿Dónde estoy?”

“Moriste”, respondí con naturalidad. No tenía sentido medir mis palabras.

“Oh”, dijiste. “Entonces, ¿Qué pasa ahora? ¿Me voy al Cielo, o al Infierno, o algo así?”.

“Ninguno. Serás reencarnado”….

“No hay nadie más”. Dije. “En este universo solo estamos tú y yo”.

Me miraste fija, e inexpresivamente. “Pero toda la gente en la Tierra…”

“Todos son tú. Diferentes encarnaciones de ti mismo”.

“O sea que, ¿Yo soy todos?”

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here